Traducciones jurídicas

MULLER WWL cuenta con probada experiencia en la traducción de documentos legales y para sociedades. Este tipo de documentos exige una terminología especializada y sujeta a una actualización constante.

A diario nos encargamos de traducir contratos, condiciones de venta, certificados de empresa, así como actas de constitución de sociedades, decretos, poderes y estatutos de sociedades.

Para las traducciones públicas juradas ofrecemos un servicio “llave en mano” encargándonos de realizar:

Somos el colaborador ideal de los bufetes de abogados y gestores de empresas, de los bufetes legales y notariales, así como de particulares que necesitan traducir sus documentos de forma profesional.

Nuestros traductores son nativos y profesionales en sectores como el corporativo, legal y contractual porque:

  • son licenciados en derecho en su país nativo
  • tienen una experiencia mínima de 5 años en traducción del sector
  • mantienen al día su profesionalidad

Garantizamos la traducción de grandes volúmenes de texto, en poco tiempo, coordinando a varios traductores profesionales en un mismo proyecto, gracias a nuestra gran capacidad de trabajar en equipo, garantizado una traducción final uniforme. Podemos entregar en poco tiempo un número de páginas que no podría traducir un solo profesional.

La estrecha colaboración con los clientes es una parte esencial de nuestra forma de trabajar, para satisfacer la demanda actual, adelantarnos a las necesidades futuras y ajustarse a todos los requerimientos.  Analizamos y solventamos todas las dudas de interpretación (ambigüedades) del texto, gracias a la colaboración entre el equipo de traductores que comparte el proyecto multilengua.

Garantizamos la confidencialidad total respecto a los documentos y datos de los textos con que trabajamos.

¿La traducción de sus documentos ha de tener valor legal¡No pierda tiempo en trámites!

Nosotros nos encargamos de todo: de la esmerada traducción de los textos legales y corporativos, a la revisión y preparación de los documentos, a la autenticación, legalización o consularización.


Traducciones autenticadas

Las traducciones autenticadas o traducciones juradas son traducciones acompañadas por el juramento del traductor sobre la fidelidad de la traducción.

El traductor realiza personalmente su juramento en el Registro del Tribunal.

La autenticación de un documento suele utilizase para:

  • documentación de empresa (documentos legales, contratos mercantiles, cartas de contratación, cuentas anuales, extractos de registros mercantiles o documentación de constitución de sociedades)
  • documentos particulares (certificados y diplomas) y cuando es necesario certificar oficialmente que la traducción corresponde al texto original.

¿En qué consiste la traducción Autenticada?

  1. En una traducción fiel del texto realizada por un traductor profesional
  2. En la entrega al tribunal de ambos textos encuadernados (original y traducción) junto al acta de autenticación.
  3. En la firma del traductor del juramento que declara que ha traducido fielmente el texto ante el Secretario del Tribunal.
  4. En la constatación de la conformidad por parte del Secretario del Tribunal
  5. En la autenticación por parte del Registro del Tribunal

Con más de cinco décadas de experiencia, conocemos perfectamente los trámites de autenticación de traducciones, pudiendo garantizar un servicio sumamente rápido.

Si necesita traducciones autenticadas, para su empresa o sus certificados personales, puede encargarnos el servicio completo: de la traducción profesional a la preparación y tramitación de la autenticación en el Tribunal.


Traducciones consularizadas

La consularización de documentos, o sea la legalización en Consulados y Embajadas, se requiere para documentos procedentes o destinados a países que no han ratificado la Convención de La Haya.

En este caso el texto traducido, autenticado y legalizado se deposita en el Consulado o la Embajada del país para su constatación y aplicación del timbre consular que sirve para legalizar el documento.

Nuestro equipo de colaboradores nos permite llevar a cabo la consularización en los Consulados y Embajadas extranjeros de todo el territorio italiano.

¿Necesita traducciones consularizadas?

Encárguenos el servicio completo: traducción, autenticación, legalización y consularización de sus documentos.
No perderá tiempo y dinero en tramitaciones, pero sobre todo le garantizamos un servicio puntual, eficiente y seguro.


Traducciones legalizadas

Los documentos que expiden las Autoridades italianas han de traducirse, autenticarse y legalizarse para que puedan tener valor legal en algunos países.

 La legalización o apostillado (según el país destinatario) es la autenticación de la firma de un funcionario público que ha firmado la autenticación del documento.
La Fiscalía o Jefatura de policía certifican (legalizan) que la firma del documento traducido está depositada en un registro específico.

Se hace la legalización o apostillado del documento, según el país destinatario, tras constatar la autenticidad de la firma del Secretario del Tribunal que ha firmado la autenticación.

Los documentos en lengua italiana también pueden legalizarse, si han sido redactados por un notario o por la Cámara de Comercio, porque tanto la Fiscalía como la Jefatura de Policía disponen de listas con firmas depositadas y pueden expedir la legalización.

Con más de cinco décadas de experiencia, conocemos perfectamente los trámites de legalización, tanto de las traducciones legalizadas, como de las legalizaciones en lengua italiana, pudiendo garantizar un servicio sumamente rápido.

Si necesita traducciones legalizadas o la legalización de textos en italiano, puede encargarnos el servicio completo: de la traducción profesional a la preparación y tramitación de la legalización en la Fiscalía o Jefatura de Policía.